08/04/2016 - 10:Abr

Crónica del campus de tecnología creativa para niños en semana santa

En las vacaciones escolares de semana santa, hemos vuelto a realizar una nueva edición de campus de tecnología creativa para peques "Menudos Makers". Como en todos los campus que programamos, hemos aprendido mientras nos divertíamos: realidad aumentada, stopmotion, Photoshop, light painting, fotografía analógica y revelado, robótica y algunos juegos para fomentar la creatividad y la imaginación. ¡Todo lo que nos ha dado tiempo en unos días intensos!

Han sido cuatro días de campus, en el que hemos aprovechado para hacer un poquito de muchas cosas:

REALIDAD AUMENTADA

Empezamos el mini campus con una actividad de realidad aumentada. Sí, sí, realidad aumentada. ¿Qué es eso? Nos referimos a superponer algo virtual, creado en 3D, en el mundo real. Para ello hemos estado pintando diferentes dibujos para luego sorprendernos cuando cobraban vida en la pantalla. Para ello hemos utilizado una aplicación de origen aragonés llamada Chromville y otra aplicación llamada Quiver, que podéis descargar en todas vuestras tablets y seguir aprendiendo en casa. Hay dibujos creativos, pequeños juegos y también actividades educativas.

Primero hemos pintado los dibujos que hemos elegido:

Después hemos capturado nuestro dibujo en la aplicación con la cámara para descubrir la magia de la realidad aumentada. Nuestros dibujos han cobrado vida ¡tal y como los hemos pintado!:

Empezar los talleres de tecnología con esta actividad mientras llegamos todos, siempre nos encanta.

CREANDO NUESTRAS PROPIAS FUENTES

Hemos comenzado el campus con una actividad tipográfica. Para ello, hemos aprendido lo que son las fuentes, cómo funcionan, dónde se pueden descargar y cómo se instalan en el ordenador. La actividad ha consistido en crear nuestras propias fuentes. A partir de una plantilla que hemos descargado en la página web My Script Font, hemos dibujado cada letra y número para crear nuestro alfabeto personalizado. Después las hemos escaneado y convertido nosotros mismos en un archivo de fuente que luego hemos instalado en nuestros ordenadores. A partir de aquí, podíamos utilizarlas en cualquier programa informático y nos hemos puesto a probarlas. ¡El resultado ha sido que podemos escribir en el ordenador como si escribiéramos a mano! Cada uno ha elegido el programa que ha querido para crear textos con las fuentes de cada uno.

Aquí os mostramos un la plantilla de Joserra para que veáis como han quedado nuestras fuentes en el papel:

Así se ve la fuente de Eloy en el programa Word del ordenador:

Y así se ve un texto utilizando la fuente de Carmen:

Pero no solo hemos creado nuestra propia fuente personalizada con nuestro nombre, sino que también hemos diseñado una fuente colaborativa, entre todos. Para ellos, hemos ido un paso más allá y nos hemos propuesto crear una fuente con nuestras siluetas. Es decir, haciendo cada letra del abecedario con nuestro cuerpo. Aquí os mostramos el proceso, haciéndonos fotos a nosotros mismos para crear después cada letra. Hemos hecho dos equipos para dividirnos todas las letras y así ir pensando cómo las íbamos a crear una a una.

¿Sabéis qué letras somos en la siguiente imagen?

El crear todas las letras ha sido un trabajo en equipo y muy creativo. Al principio nos costaba pensar cómo hacer alguna de las letras, pero poco a poco se nos iban ocurriendo formas diferentes de representarlas. Después de hacer las fotos, África las ha tratado en Photoshop para quitar los fondos y poner todas las letras en la plantilla para a partir de ahí, crear nuestra fuente. Ha quedado así:

PHOTOSHOP

Una vez que ya teníamos nuestras fuentes instaladas, nos hemos puesto manos a la obra a aprender Photoshop. El objetivo era crear un cartel, bien fuese de una película, de un grupo de música, una invitación para nuestra próxima fiesta o lo que quisiéramos. Para poder realizarlo, hemos aprendido a buscar, descargar e instalar todo tipo de fuentes en la página web dafont.com, eligiendo las más apropiadas para nuestro cartel y también a buscar y descargar imágenes. Después, ya con todo el material, hemos aprendido como crear textos en Photoshop, como colocar imágenes, cambiar las fuentes, los colores, poner un color de fondo, mover, escalar y rotar cualquier elemento utilizando el panel de capas y hasta añadir efectos y sombras. ¡Estos peques aprenden muy rápido!

Aquí os mostramos nuestros carteles, realizados por parejas o grupos:

Para haber aprendido todo en una sola mañana, están genial, ¿a que sí? Después los hemos impreso en tamaño A3 para poder llevárnoslos a casa. ¡Ahora habrá que seguir practicando!

LIGHT PAINTING

En todos los campus, procuramos sacar algo de tiempo para jugar un poco con la fotografía.

light painting, ya que es algo súper divertido y siempre aprendemos algo nuevo o perfeccionamos la técnica. Ya os hemos contado otras veces en qué consiste, por lo que no vamos a explicarlo aquí, pero si queréis podéis echar un vistazo a nuestro blog y seguro que en más de una entrada tenéis información sobre este tipo de fotografía.

Lo primero que hemos hecho es ver ejemplos y entender la parte técnica del light painting. Carmen nos ha contado cómo se consigue, como influye la velocidad, la estabilidad, la luz y el diafragma de nuestra cámara a la hora de tomar una imagen. Este vídeo de una animación stop motion y light painting (¡cuantas palabras raras aprendemos en el campus!) que hemos visto muestra muy bien la técnica y nos ha encantado. Y después de esta pequeña introducción teórica, nos hemos puesto manos a la obra. El primer ejercicio nos ha acercado al light painting de primera mano. Trataba de adivinar las figuras de luz que Carmen pintaba a oscuras. Teníamos que decir qué estaba haciendo (solo se veía como se movían las luces en el aire) antes de que la cámara procesara la imagen, pero era realmente difícil. Después nos hemos lanzado a crear imágenes en movimiento nosotros mismos.

Aquí podéis ver algunas de las imágenes que hemos conseguido hacer en nuestra primera práctica:

Y no podía faltar, la ya tradicional foto de grupo con la palabra "Crearium" sobre nosotros hecha con luz. Para conseguir esta foto que ya es un "imprescindible" de nuestros campus, tenemos que estar muy muy muy quietos durante unos segundos, por lo que tenemos que repetirla varias veces, y al final ¡la hemos conseguido! ¡Muy bien, chicos!

ROBÓTICA

¿Pensáis que con todo esto ya habíamos llegado al final del campus? ¡Pues nada más lejos! También hemos hecho una actividad relacionada con la robótica y la electrónica. Nos hemos dividido en dos equipos para construir desde cero nuestro robot renacuajo, entender cómo funciona, construir un circuito y hacer una carrera entre los dos renacuajos. Un reto difícil de conseguir, pero que con esfuerzo y un poco de ayuda, hemos conseguido. Para los que no lo conocéis, el renacuajo, es un robot construido con Arduino, una impresora 3D y el kit de robótica de BQ (si queréis uno para seguir aprendiendo en casa, en Crearium podéis adquirirlo). Además de montar pieza por pieza y tornillo a tornillo, nos sirve para entender el código de programación que subimos a la placa Arduino (el cerebro, como lo llamamos en Crearium Kids). Este programa es el que da las órdenes a cada elemento del robot para que funcione tal y como queremos. ¿Y cómo queremos que funcione? Pues siguiendo él solito el circuito que construimos, que si detecta que va por "negro" avance, y cuando deje de detectar "negro" gire hasta encontrarlo de nuevo o se pare por completo. ¡Interesante!

No nos ha dado tiempo de hacer la carrera, pero como el objetivo era crear y no competir, tampoco pasa nada, ¿verdad?

Mirad qué bien lo hemos hecho:

Estos renacuajos nos dan para un campus entero, porque podemos ir añadiendo dificultad y elementos hasta construir un circuito avanzado y conseguir que los robots sean muy sensibles. ¡Hasta podríamos manejarlos desde nuestros móviles!

FOTOGRAFÍA ANALÓGICA

Uno de los días, avisamos a los peques de que al día siguiente trajesen algunos negativos de casa. ¿Negativos? ¿Y eso qué es? Pues algo muy habitual para los peques de otras décadas, pero algo desconocido para ellos. Así que, al día siguiente, en la actividad de fotografía analógica, aprendimos qué son los negativos y cómo se convierten en imágenes en "positivo". Lo primero que hicimos fue mirar a través del objetivo de una cámara de principios del siglo XX que tenemos el lujo de tener en Crearium. Gorgonio nos explicó porqué la imagen se ve invertida y cómo funcionaba una cámara de este tipo. Aquí nos veis en acción:

Después aprendimos el proceso de revelado, desde el negativo hasta la ampliación. Convertimos nuestro espacio en un laboratorio, con luz roja y todo, y vivimos en primera persona la experiencia de revelar nuestros propios negativos, que después nos pudimos llevar a casa:

La siguiente práctica que hicimos fue la creación de pictogramas con pequeños elementos en un acetato dejando volar nuestra imaginación, para luego pasarlos al papel de plata y experimentar con la luz y los tiempos y admirar el resultado alucinados:

Así quedaron nuestras creaciones una vez pasadas por el laboratorio fotográfico. La fotografía analógica y el trabajo en laboratorio siempre nos parece algo mágico, que además podemos guardar durante años, una maravilla:

STOP MOTION

La última mañana la dedicamos casi por completo a aprender fotografía con Gorgonio y a experimentar en el laboratorio, pero no queríamos irnos del campus sin presentarnos y para ello, comenzamos a realizar una animación stopmotion diferente (como también es algo que hemos hecho en numerosas ocasiones no nos vamos a extender hablando de esta técnica audiovisual, pero os garantizamos que permite crear cosas muy muy chulas, y si no, que os lo cuenten nuestros peques, ya veréis), contando únicamente con la pizarra, nosotros mismos, y nuestra imaginación. Pero como nos suele pasar cuando queremos hacer tantas cosas, no nos dio tiempo de terminarla todos... Aún así, os dejamos con el vídeo ya montado, y en la próxima ocasión lo terminaremos:

Además de todas estas actividades, también pasamos algún tiempo inventando historias con un juego para fomentar la creatividad, jugando al memory y proponiendo ideas...

Y con todo esto, nos despedimos hasta la próximas vacaciones escolares (ya estamos deseando que lleguen para compartir con los peques ideas, tecnología y creatividad). Esperamos que os haya gustado nuestro campus de semana santa y si queréis que expliquemos algo más a fondo o pensais que nos hemos olvidado algo, sólo tenéis que contactarnos.

¡Gracias a todos de parte de todo el equipo y hasta la próxima!

SÍGUENOS:

Dale Me Gusta a nuestra página de Facebook de Crearium Kids y podrás seguir todas nuestras actividades en directo.