09/04/2018 - 00:Abr

Crónica del campus de tecnología creativa - Semana Santa 2018

En estas vacaciones de Semana Santa, hemos tenido una nueva edición del campus de Tecnología Creativa de Crearium Kids. Con las plazas completas, hemos realizado las siguientes actividades: proyector de hologramas 3D para dispositivos móviles, realidad aumentada, papel, tinta y Arduino para dar vida a nuestros dibujos e instrumentos musicales, y hemos creado nuestra propia fuente tipográfica y aprendido sobre la importancia de la tipografía en el diseño. ¡Y la cantidad de cosas que nos han faltado por hacer!

REALIDAD AUMENTADA, una pequeña actividad para empezar el día

Como ya es habitual, mientras van llegando todos los asistentes, hacemos la espera más amena con una actividad de realidad aumentada. Sí, sí, realidad aumentada. ¿Qué es eso? Nos referimos a superponer algo virtual, creado en 3D, en el mundo real. Pintamos diferentes dibujos para luego sorprendernos cuando cobran vida en la pantalla. La magia ocurre gracias a una aplicación de origen aragonés llamada Chromville y otra aplicación llamada Quiver, que podéis descargar en todas vuestras tablets y seguir aprendiendo en casa. Hay dibujos creativos, pequeños juegos y también actividades educativas.

Siempre es una sorpresa lo que ocurre con cada uno de nuestros dibujos y ¡es muy emocionante! Después de pintar cada dibujo como más nos gusta, lo capturamos desde la aplicación y vemos el resultado en la tablet. ¡Incluso podemos posar junto a ellos!

PROYECTOS DE HOLOGRAMAS 3D

Hemos empezado esta corta semana de campus con este sencillo pero espectacular invento: la construcción de un proyector de hologramas 3D que podemos utilizar en cualquier tablet o smartphone con solo reproducir unos vídeos concretos en YouTube.

Antes de empezar con el experimento, hemos conocido y aprendido lo que es un holograma 3D, cómo funciona y qué usos tiene. Puesto que es una técnica muy novedosa y que en estos momentos su desarrollo y aplicaciones están en auge, es muy importante que los peques la conozcan, porque... ¿quién sabe qué pueden inventar?

El invento trataba de construir una pirámide holográfica con acetato (u otro material similar, transparente y flexible pero a la vez robusto) del tamaño adecuado para cada dispositivo (más grande para tablets, más pequeño para smartphones). Una vez construida nuestra pirámide, solo hemos tenido que buscar vídeos de hologramas (preparados para este tipo de proyectores) en YouTube, apagar la luz, y disfrutar del espectáculo con nuestras tablets. Es increíble la cara de sorpresa al probar nuestros proyectores. ¡Funcionaban genial!

Cada peque se ha llevado a casa su proyector para poder reproducir hologramas 3D en casa siempre que quieran:

PERSONAJES E INSTRUMENTOS MUSICALES QUE COBRAN VIDA

El proyecto principal de esta semana de campus ha sido la creación, montaje y programación de instrumentos musicales y personajes dibujados (a elegir por cada uno de los peques). No eran cualquier tipo de instrumento o dibujo, ¡qué va! Se trataba de hacer que papel y cartón ¡cobrase vida! 

Primero hemos conocido qué tipo de proyectos se pueden crear con Makey Makey y también con Arduino, dos herramientas que nos permiten crear interactividad prácticamente de infinitas maneras (el límite lo pone nuestra imaginación). Para ello, hemos estado viendo algunos ejemplos en este vídeo. ¡Alucinante!

Después, hemos aprendido sobre materiales conductores y aislantes, para después, poder fabricar nuestro propio instrumento o personajes. Hemos visto como nosotros mismos conducimos la electricidad con un pequeño instrumento de muestra, hecho con cartón y con encuadernadores metálicos y programado con Scratch (otro clásico de nuestros campus). Así hemos comprobado como si todos nos dábamos la mano y uno de nosotros cerraba el circuito, el instrumento funcionaba, y cómo si alguien soltaba la mano de otro, dejaba de funcionar. ¡Qué importante concepto!

A partir de aquí, manos a la obra. El proyecto constaba de tres partes diferenciadas: diseño de nuestros personajes sobre papel o nuestro instrumento sobre cartulinas y cartón y búsqueda de imágenes y sonidos para relacionar con cada una de las partes interactivas, montaje del circuito electrónico y conexión a una placa Arduino, y programación desde S4A, una adaptación de Scratch especialmente para trabajar con Arduino directamente. ¡Un gran proyecto para tan poco tiempo!

Los peques lo han hecho genial y hemos conseguido que cada "tecla" de nuestros instrumentos o cada uno de nuestros personajes, mostrara una imagen en pantalla y reprodujese un sonido, descargado o grabado por nosotros mismos. ¡Una pasada!

En la fase de diseño, una vez planificado el proyecto, hemos utilizado tinta conductiva para que nuestros personajes de papel fuesen interactivos, o cinta de cobre y encuadernadores en el caso de guitarras y otros instrumentos. En la fase de electrónica, hemos aprendido conceptos básicos y trabajado con resistencias y cables en una protoboard. Y en la fase de programación, hemos conocido S4A, la herramienta elegida para programar nuestros proyectos, y modificado un programa ya definido para adaptarlo a nuestras necesidades. 

Aquí os dejamos unas imágenes y vídeos de todo el proceso y del resultado final. ¡Parece magia!

CREANDO NUESTRAS PROPIAS FUENTES TIPOGRÁFICAS

Para terminar el campus, hemos realizado una actividad tipográfica. Para ello, hemos aprendido lo que son las fuentes, cómo funcionan, dónde se pueden descargar y cómo se instalan en el ordenador, y también hemos conocido la importancia de la tipografía en el diseño: hemos visto cuántas fuentes de logotipos famosos reconocemos y cómo funcionaba una antigua imprenta con un vídeo de la creación artesanal de un cartel, para valorar que ahora podamos utilizar el ordenador y de forma muy fácil crear imágenes y textos.

Después, hemos creado ¡nuestras propias fuentes! A partir de una plantilla que hemos descargado en la página web Calligraphr, hemos diseñado a mano todas las letras mayúsculas y minúsculas del alfabeto para crear nuestra fuente personalizada. Después las hemos escaneado y convertido nosotros mismos en un archivo de fuente que luego hemos instalado en nuestros ordenadores. A partir de aquí, podemos utilizarlas en cualquier programa informático y nos hemos puesto a probarlas. ¡El resultado ha sido que podemos escribir en el ordenador como si escribiéramos a mano! También hemos conocido dafont, una web increíble con miles de fuentes tipográficas que podemos descargar y utilizar en nuestros proyectos. 

Mirad que chulada de fuentes han creado estos pequeños artistas (algunas de ellas, incluso son ¡códigos secretos!):

Con esta actividad, hemos terminado este pequeño campus. Nos han faltado por hacer muchas actividades: diseño y encuadernación de una libreta para ideas brillantes (con tinta conductiva y luz propia), plantas que muestran sus sentimientos (con sensores de humedad y LEDs que nos digan si nuestra planta está contenta o triste según la cantidad de agua), diseño de brazalete mágico (cosiendo con hilo conductivo y diseñando nuestra propia prenda textil con luz) y fotos fantasmas (practicando la composición fotográfica y Photoshop). ¡Queda todo pendiente para las próximas vacaciones!

Esperamos que los peques hayan aprendido y disfrutado tanto como nosotras. ¡Hasta la próxima!

SÍGUENOS:

Dale "Me Gusta" a nuestra página de Facebook de Crearium Kids y podrás seguir todas nuestras actividades en directo.